Tendencias 2009: divas indies con nombres colectivos

Posted on 2009/08/11 por

14


Dos rubias, dos pelirrojas y dos morenas... ¿quién se tiñe?

La Roux, Bat For Lashes, Fever Ray, Little Boots, Florence and The Machine, Russian Red…  Este año son tendencia clara las solistas femeninas, pero no bajo cualquier nombre (real o artístico), porque ahora lo que se lleva es desdibujar tu femenino singular, aunque tu te lo comas y guises todo, con un nombre de aspecto colectivo.  Y es que no paran de surgir menciones de autor grupales que en realidad son pseudónimos de jóvenes figuras femeninas de la escena independiente y con estilos y talentos igualmente variados. Y no sólo eso, sino que además todo el mundillo gafapástico y cultureta -el único mundo que importa, naturlich– no para de hablar de ellas, así que con esta temática, me he permitido elaborar un pequeño catálogo-selección que no debes dejar de conocer si de megamodernísim@ y sssuperfané te las quieres dar.

¡FRIKOSMICOOOOOL!

FEVER RAY

“Soy un vocoder”

Proveniente de uno de los nombres fetiche de la electrónica de esta década –The Knife-, su disco en solitario nos ha dejado absolutamente enganchadas. Bueno, ya hemos hablado largo y tendido de ella, y a estas alturas de agosto sigue siendo nuestro disco del año, imbatible a pesar de la feroz competencia.

Karin Dreijer es la más veterana de este grupito y la que más aires de diva se da -la experiencia es un grado. Su tono de voz ultraagudo se compensa con los artes con el vocoder que se gasta -hasta el punto de haber redefinido totalmente las posibilidades de este “instrumento”.  Pero a pesar de sus maneras de bomba latina, onda chamana mórbida no deja de ser una gafapasta como yo.  Bueno, que decir que hasta me han confundido en la calle con ella…

Y aquí este temazo que aun me deja limbótica y extática perdida. Y el video igual.

LA ROUX

“No quiero que se me conozca por mi flequillo”

También malamente conocida como Parrús, La Rude , La del Flequillo Imposible, o Elly Jackson -como la llamaron sus padres. En realidad se trata de un dúo -hay un hombre en la sombra tras ese arriesgado ejercicio de laca- pero el carisma de esta mocosa peleona y borde, ha hecho que del otro (Ben Langmaid) no tengamos ni pajotera idea ni nos importe (un poco como pasa con Goldfrapp) Así que esta muchacha con un agudo que pone a prueba el tímpano más resistente, pero que luce un brillante electropop retrógrado vintage en sus arreglos está petándola con su disco de debut -aunque el año pasado ya dejó caer un par de singles muy cañeros- cuando en un principio nadie apostaba un ñordo por ella y su arrogancia. Y es que a su cara de niñata rebelde pocos amigos, responden unas declaraciones subepanes sin desperdicio, demostrando un arte increible en eso de tirar la piedra y esconder la mano, ya sea despotricando contra su rival Little Boots, Frankmusik o la música en general y luego desdiciéndose.

Sus declaraciones como: “Soy la única que merece premios entre los nominados”, “Que pena que el disco de Little Boots no esté vendiendo”, “Si compongo para otros, le doy los temas malos”, y su manera de desmentirlas después (“No si yo no he dicho eso”, me recuerdan horrores a ese momento grandioso de Chicho y Chica 4 en Alicante en su “Puntualisimo“, que reproduzco de memorieta:

Oye, que nosotros no os hemos insultado… Sólo que oímos decir a unos que vais de un rollo superjuvenil y sois unos putos reviejos del blues que no hay quien os mire a la cara. Pero eso no lo hemos dicho nosotros, lo dijo uno de vuestro grupo que se marchó…

Pues en esta línea todo lo que suelta la niña. Pero por muy estomagante que sea, el caso es que tiene una tracklist ultrabailable que acaba enganchando a fuerza de machacar.  Pero como su encantadora discográfica tiene prohibida la inserción en youtube, pues ale, nos ha terminado de caer mal, pero puedes pinchar en este enlace para ver el video de su último pelotazo “Bulletproof” (con el que vuelve a referirse a su estilismo, por supuesto)

LITTLE BOOTS

“De tan buena soy pava”

De nombre, Victoria Christina Hesketh, el año pasado pegó pero que mucho con el “Stuck on Repeat” -que on repeat estuvo en mi ipod hasta que la aborrecí. Después se desvaneció sin saberse nada hasta que anunció disco, pero La Roux aprovechó su estela de ochenterismo y ahora le ha comido el terreno, siendo la risa el pique encubierto y descubierto que tienen ambas aspirantes a divas electropoperas -que los periodistas magnifican ante el evidente morbo que suscita, esperando que las dos se tiren al barro en bikini a darse de leches.

El caso es que este año ha presentado disco de debut, Hands,  que no está mal, donde suena como una mezcla entre la Goldfrapp más discotequera y la Kylie más moderna. Y un video para su primer single “New In Town” donde resalta su pose de niña buena, dulce y misticoide, paseandose por lo peorcito de la ciudad, mientras todo el mundo -además de bailar, le está dando al dogging -sí, como el cruising de los gayers, pero en hetero, que hay que explicároslo todo.

Y con esto presentó su disco y no terminó de despegar, para regocijo y deleite de La Roux, pero sin duda la cancionaca con la que se espera que rescate posiciones es este “Remedy” cuyo título le viene que ni al pelo. Aunque me siguen dando ganas de darle un par de collejas, la verdad, ¿a vosotros no?

BAT FOR LASHES

“No soy una versión siniestra de Lily Allen… ¿o sí?”

Bueno y ya vale de niñatas tecnoides (la buena y la mala y/o viceversa) y vamos con señoritas más serias. Aunque empezó siendo un dúo -antes de editar su disco de debut- y en ocasiones se saca fotos con otras muchachas de indumentaria similar, no nos engañemos, es el proyecto solitario y totalitario de Natasha Khan, una muchacha inglesa semipakistaní, con uno de los mejores discos del año -que aun estoy esperando que la perraca de Psygótica comente y desglose, ya que aunque fetiche para indies, gasta gestos y maneras de diva oscura, a mitad de camino entre una Siouxsie Sioux glamourosa y una Kate Bush atormentada, con un tono de voz cercano a Liz Fraser, pero con más fondo. Igualmente posee cierta pose chamánica misticoide que le acerca a Fever Ray, pero hasta ahí llegan las similitudes entre estas dos, ya que sus proyectos arrancan de estilos y momentos muy diferentes.

Bueno, pues esta chica en su último disco, Two Suns, tiene ese pedazo de balada pop a medio tiempo que ha hecho que estemos todas con ganas de tener un noviete llamado “Daniel” para poder dedicarle tamaña preciosidad de canción. Dentro video.

Por otro lado, de toda esta lista, Natasha es la única que tiene dos discos, siendo ambos auténticas joyas de similar sonido, mezcla de dream pop, indie-folk cantautoril y guiños góticos, habiendo dejado de ser un mero hype a una prometedora figura a referenciar por otros.  Desde aquí, te deseo lo mejor, chata.

FLORENCE AND THE MACHINE

“Le pego a todos los palos (musicales)”

Florence Welch y sus maquinitas, es de todas estas la que tiene más vozarrón -sin duda- y la de aparición más reciente en el panorama. Actualmente la está petando -y el escuchar su último disco ha sido la motivación generatriz de este artículo, todo hay que decirlo. Su pose, la de una chica fuerte con el corazón roto e historial atormentado; no es que sea muy novedosa pero el proyecto tampoco carece de personalidad. Su single de debut “Kiss With A Fist” me recordaba demasiado, -sin decirme mucho más-  tanto en sonido como en pintas, al de Long Blondes en su primer disco, y casi que a la Cacho Perra Kathy Perry, también, y que San Pitchfork me perdone por la comparación.

Claro que ya publicado su debut Lungs, se ve que ese single pega en él como fan de Tolkien en convención de trekkies, atisbándose una realidad mucho más compleja que el de una lolita punk. Aquí la vemos explotando su extraña belleza en un video de clara inspiración prerrafaelista. “Rabbit Heart (Raise It Up)” donde, de poder colocarla al lado de alguna otra de este catálogo, sería junto a Bat For Lashes -junto a un Patrick Wolf, aunque las voces de ambos tres tengan registros obviamente diferentes.

Pero no acaban aquí sus posibilidades porque en su último single, “Drumming Song” se nos muestra en plan diva politonera meneándose a lo Paco Paco Paco “Single Ladies” y resultando hasta sexy y todo.

Así que vemos a esta chica -talentosa sin duda- intentando acaparar cuantas vertientes gafapásticas le es posible, y de momento van la la poppie-punkarra descarada, la cantautoril intimista y la bailonga negroide… Habrá que ver con el tiempo si esta joven artista -aunque parece mayor- es capaz de definirse, reinventarse, simplemente arrimarse o mucho más fácil, desvanecerse. Le vamos a dar un voto de confianza, más que nada por el intenso carisma que su mirada tiene.

RUSSIAN RED

“Mosquita muerta me llamaban…”

Y claro, el indie español no se podía sustraer a tamaña tendencia -que luego dicen que nos quedamos out, y de eso nada, que esta chica ya lleva un tiempecito, aunque sólamente un album publicado. La propuesta de Lourdes Hernández, diva -junto a la Rosenvinge- del gafapasteo local, para ser honestos no me fascina precisamente. Será que el folk rascaguitarras no me va, será que las voces agudas tardan en convencerme, será que simplemente, que no. Pero esta chica además de acumular elogios, da la casualidad que incluso vende discos, que para un artista indie y los tiempos que corren, es bastante por no decir muchísimo. Así que algo tendrá la rusita roja, su guitarrita y su chillona frágil tesitura vocal que tantas pasiones levanta.

En fin, no me matas pero cuentas con mi enhorabuena.

Así que tenemos en total seis pseudónimos de seis artistas femeninas, rubias,  morenas y pelirrojas  (uy, como Las Frikettes) a partes iguales, y con propuestas más o menos dispares también, llamémosles indies con el amplio sentido que esta palabra tiene -y que en tantas ocasiones no tiene sentido alguno. Pero éstas chicas no son sino la punta de lanza o del iceberg de una tendencia mucho más amplia, ya que me he dejado -por menos relevantes y por no pecar de exhaustiva- un buen puñado de nombres artísticos más o menos novedosos con propuestas para este año:  como The Good Natured, St. Vincent, Silhouette, Blue Roses, Marina and The Diamonds, Frankmusik… ah no, que este es un tío!

Bueno pues como decía, queda constatado que se lleva en el 2009 el ser tía cantante y ponerse un pseudónimo como de grupo, y si lo tenías ya de antes, pues no te preocupes, que este año algún colín te comerás. Así que, muchachas que me leeis, espero que os sirva de algo saberlo si teneis el propósito de cantar, al menos durante este año.

Anuncios
Posted in: La + Fané