¿Diskazo? Goldfrapp / Head First

Posted on 2010/04/17 por

1


La nostalgia da gases, decía Alaska-Nui. Pues la amiga Alison padece de flatulencias graves

Porque el otrora brillante duo formado por Allison Goldrapp y Will Gregory ha dado un descarado giro ochentófilo tecnopopero para poder tener canciones marchosas en sus conciertos y que la gente no se les amuerme. Y la mejor muestra de ello es el propio single-presentación “Rocket“, bien cargado de caspa-synth y wowowows, tema con el que a su vez da comienzo el disco, y cuyo video comparte la misma bonita paleta de colores crepusculares de la portada, muy currados a base de frotar bien con ceras Manley. Podría haber sido un video bonito pero, a mí es verlo y venirme la risa tonta…

El dildo de la GoldfrappGoldfrapp – “Rocket” (pincha aquí para verlo que está desactivada la inserción)

… porque bien podría titularse “Yo para ser feliz quiero un camión porque camionera ya soy” Y no un camión cualquiera porque la forma de dildo SM del “rocket” precisamente, se las trae.Y así de ictericioso ha dado comienzo este Head First, al que le siguen tres temas bastante pegadizos y que prometen ser los siguientes singles: “Believer” y “Alive” suenan muy Little Boots Human League, y el desarrollo de la canción es buena, pero se estropea en el estribillos, ramplones y sobredulcorados. Una pena porque de base no son malas canciones. La cosa mejora un poco más en “Dreaming“, con un electro a medio tiempo resultón y bonita melodía.

A mitad del disco, “Head First“, baja el tempo para ofrecer una casi balada bastante empalagosa, por los arreglos. Sigue lenta y sentimental con “Hunt” aunque en este caso suena dramática y triste. Ciertamente es bastante salvable.

Volvemos a intentar bailar desganadamente en “Shiny and Warm” que es cualquier cosa menos brillante. Suena como el electroclash petardo, -es decir, fatal- pero en ñoño y sin gracia -osea, peor-. Y luego nos viene diciendo que “I Wanna Life” y mira, porque es ella, que si tiene que ser por la canción, yo le daba mucha death. Lo siento pero es que esos arreglos a lo “Jump” de Van Halen, merecen bien poca misericordia.

Ecos de experimentación cierran el disco con “Voicething” que promete algo grande -porque no empieza mal y en su tiempo estos lances se les dieron muy bien- pero luego se queda en una cosa instrumental que parece un sobrante de la banda sonora de Blade Runner pero con coros de anuncios de compresas. Que penita.

En fin, Allison y Will llevan tres discos siendo bastante criticados. A muchos no les gustó el rollete ultradisco de Supernatural -pero a mí, sí. A otros muchos les aburrió el folk-dream-pop de Seventh Tree pero a mí no -de hecho, su escucha marcó precisamente unas románticas vacaciones en Londres, siendo paseada por toda la city en un Mini descapotable (bueno con la capota puesta porque menuda Pascua que me dió el clima británico)- Y ahora, quiere ser tan marchosa como en Supernature y tan ñoña como en Seventh Tree, y le ha salido una pereza de disco. Aquí ya sí que ya no estoy con Goldfrapp. Y mira que lo siento.

Alison parece que ya no está por la labor de tanto bailoteo -se nota que ella estaría más agustito cantando bollifolk sentimentaloide al calor de la hoguera con su churri. El disco aunque facilón, resulta forzado y cansino, sin aportar nada que no se haya rescatado ya -o a lo peor, recuperando sonidos rancios que no merecían vintage alguno. Porque lo de sonar ochentoso está muy bien pero ya llevamos diez años de revival y por ser original, se ha ido a copiar lo + peor, plagándolo de arreglos synthpoperos casposos al puro estilo nuevaolero americano. Aunque a mi me parece que a estos ya, lo de ser originales, se la suda.

Lo + Mejor: Las canciones no son malas, -siempre han cuidado muchísimo las melodías- y temas como “Dreaming” o “Hunt” lo demuestran.

Lo + Peor: Los arreglos dan cosica, especialmente en el single “Rocket”, con el que lo siento, pero no puedo o en “I Wanna Life”, aun peor.

Combínalo con: mucha paciencia y comprensión por este duazo que tan buenos momentos nos ha dado. ‘Alive’, ‘Believer’ y ‘Rocket pueden camuflarse muy bien con lo obvio: italodisco, Bananarama, Human League, Pet Shop Boys de la primera época, y para modernidades, Little Boots a quien parece que estén plagiando.

¿Diskazo? Mira, pues sintiéndolo mucho, no.

Y os dejo con Allison liándola al mandar el playback al carajo en una aparición televisiva en Italia ¿Qué tendrá la televisión italiana que les pone tanto a los ingleses para ir a liarla allí con los playbacks? La culpa, en este caso, de los “globos” del suelo.

Anuncios