Lo + Mejor del 2011 para petardear (I)

Posted on 2011/12/25 por

7


Lo mejor para petardear del 2011 (primera parte)

Repasemos los treinta y ocho (sí, esos mismos) mejores momentos hedonistas y bailongos -petardos, en definitiva- de este año que se nos pira. Los treinta y ocho himnos para el pre, durante o post despendole con el que sacudirnos penas y demás desgracias, -que siempre son muchas, pero últimamente más- a golpe de taconazo o zapatilla, que por muy chungo que esté todo, bailando nos lo quitamos y lo bailao nadie nos lo quita… Pero eso sí, aqui sólo ponemos petardeo qualité, y de très grand class, que una es mamarracha (y a mucha honra) pero de alto standing, bueno, no siempre...

Primera parte: del 38 al 20

38. Sak Noel

Venga comencemos con el guilty pleasure del año, el “Loca People”, esa canción que por muy hedionda que pueda parecerte cuando vas muy etílica acabas bailando y coreando en el mismo español de mongola transpirenaica que la prostitute modelo elegida para poner voz a esta joya suburbial. El fenómeno choni es internacional y aqui, este dj barcelonés lo ha petado en guirilandia conectando ambos mundos poligoneros a base de house muy -pero que muy- chungo. Y es que Johnny, las chonis están muy locas, y son legión, qué coño!

37. Coldplay

“…Ritmoooo, ritmo de la nocheeeee” ¡Esto empieza a animarse chicas! Eing, ¿qué pasa? Pero perdona, esto no era “la de Mystic”? ¿Que hace ahora el moñas del Chris Martin cantando? ¿Es un mash’up ratero? ¿He entrado en una realidad paralela? ¿Que es una de Coldplay en serio? Bueno, ahora sí, Johnny la gente está muy loca, WTF!? Pues así me quedé cuando lo oí, hijas mías. Así que ya veis que aquí los mendas que ya no saben que hacer para no repetirse, van y meten los acordes del “Ritmo de la Noche” que Mystic a su vez tomaban de otra canción muy anterior, “I go to rio” de Peter Allen -uno que nadie recuerda, pero al que sí mencionan en sus créditos con todo el morramen. Y es que esto del sampleo indiscriminado está llegando demasiado lejos… Que si estos, que si los CacayPis y Dirty Dancing, que si la Yenny Farlopa y la Lambada, que si Kate Ryan y Líquido que si… ¡BASTA YA! ¿Y lo próximo qué será, Adele sampleando una de Georgie Dann? ¿O viceversa?

36. Rihanna

Ay Oma, que se me ve mucho el frontolónY venga, la Riojanna que un chochete una princesita del pop siempre atrae público. Pues eso, aquí la amiga, cada vez que va al baño saca un disco y, claro, así le salen, como este Talk That Talk, puro ripio -pero ojo, que otras tardan lustros y los hacen igual… ¿verdad Madonna? Pero mira, como este año te has movido cosa bárbara y te has marcado un disco cuando aun estabas de gira del anterior, empalmándolo con el siguiénte tour y encima te ha sobrado para colaboraciones con todo quisqui, que si Drake, que si Coldplay, y hasta the XX’s le han dejado a alguno de tus tropecientos productores (porque chica, no es por menospreciarte, pero no te veo dando el cayo en la mesa de mezclas) que les sampleen para tí; vamos que para lo tonta que pareces te lo has currado molto.

Pero aun así, no estarías aquí en ese honradísimo trigesimooctavo puesto sin “We found love”, esa canción… que al principio lo escuchas como tapándote la nariz -con la cosica que produce ese estribillo-subidón-politono que Calvin Harris te ha dado y cuya letra se reduce a  “chuchu-chuchuchu-chuchuchu…” -y luego, que te pille cargadita de etanol y lo acabas coreando en cualquier selecto tugurio  con las bragas en la mano y sacando pa’fuera la poligonera que llevamos dentro.

En fin, que como ya ocurriera el año pasado con “Only Girl”, Riojanna consigue que petardas, maricas y chonis nos hermanemos on the dancefloor. Pues eso, ¡Viva Calahorra! ¡Viva la Riojanna! ¡Y que viva ese coño cuerpo tuyo que tan bien te tocas…

35. Lady Gaga

Lady LacaPero ya que estamos metidos en pleno fregado de la corte chochipop, la que se ha llevado el gato al agua ha sido la Germanotta, que ha sacado un segundo disco, a mi gusto mucho más regulero que el anterior y en el que me ha dejado de hacer gracia ya que ella misma se ha empezado a tomar en serio, dándole ahora por hacer videos autobiográficos de trece mins., autohomenajes, duos con viejas glorias, etc y todo ese tipo de cosas aburridísimas que hacen las divas cuando se lo creen. En contrapartida, Born This Way tiene bastantes temas majos, pero ninguno que realmente enganche, ni videos divertidos, ni siquiera la portada mola -cuando salió esta foto de la moto, pensaba que era una coña. Pero con él ha conseguido instalarse en el inconsciente colectivo con un icono plenamente asumido en el divismo pop. Así que simplemente con lo que nos ha machacado este año, sin nosotros haberle hecho nada para merecerlo, pues aquí la tenemos. Ay, señor, con lo bien que me caía esta chica al principio…

34. Duck Sauce

Lobitos!La unión de Armand Van Helden con A-Trak ya nos sacudió el año pasado con aquel “Barbra Streissand”, pero este año “Big Bad Wolf” -un temazo de electro-house machacón y obsesivo, en el que se pringan a tus neuronas tanto el insistente estribillo como ese ahullidito, que ríete tú de Shakira con La Loba- vino acompañado del viral más repulsivo y cachondo del año que aunaba las ideas de pensar con la entrepierna, el tener una fiera que se esconde bajo los pantalones y ese espíritu de salir de cacería los sábados por la noche. Sin duda, uno de esos himnos para empezar la ronda nocturna y calentarte en todos los sentidos.

33. Example

No nos vamos muy lejos del polígono todavía porque aquí viene este MC inglesito, que debía de estar algo cansado de hacer trallazos para los chavs del extrarradio londinense y se esforzó y, mira, sacó este año un Playing In the Shadows, con el que aspira a suplantar a Calvin Harris -al que hasta  físicamente se le parece-, y que contiene cuatro cortes más que decentes con los que machacar el tacón bailando electro-hop housero.

32. Erasure

Demasiado hetera y juvenil estábamos comenzando esta lista, pero gracias que ya llegan Andy Belle y Vince Clarke para darle el adecuado tono gaylor y reviejo del tecnopop que no hay quien os mire a la cara, pero dejándose producir por el niñato de Frankmusik –aquel, aquel de sexualidad tan confusa, ¿recordais?-, que ha hecho mejor trabajo con este disco que con el suyo propio de este año. Y es que Tomorrow’s World, sin ser ninguna maravilla, mantiene a este grupo en ese elegante limbo en el que quedan los nombres de dos décadas antes, y que contiene un par de temazos impepinables: la muy moña “Be With You” y ese himno para bailar sola-muy-sola llamado “I Lose Myself”.

31. Jessica 6

Y ya que hemos invocado al Lado Rosa de la fuerza, sigamos con lo que Nomi Ruiz y otros dos ex-componentes de Hercules & Love Affair nos regalaron este año, el disco See The Light, que llevaba maravillas nu-boogianas como este White Horse, que me hace querer trotar a medio tiempo cual jaca jerezana. Eh, y sin juzgarme que seguro que vosotras estais deseando lo mismo.


30. La Oreja de Van Gogh

El Caballo que se caga en tus desfilesTranquilos podeis escupirme que me he puesto el impermeable anti-llapos. Pero no me digais que “La niña que llora en tus fiestas” ese guilty-pleasure definitivo también conocido como “El caballo que se caga en tus desfiles” no es un trallazo en toda regla. Sí, todo en la canción da cosica, mucha cosica, -cosica overdose– entre lo que ya de por sí la veterana banda y su cursilería desbocada está bien entrenada en darnos y por otra parte, lo que aportan de nuevo: ese concierto de campanas y esa base electro chunga-chunga-chunga. Quizá, porque no contradicen lo que siempre han sido, -unos moñas de cuidado- triunfan donde otros -como Dover, fracasaron al pasarse al electropop. Y de verdad, que no hace falta mucho gin-tonic para bailar esto cual posesa en celo. Tu relájate y disfruta que lo único que duelen son los prejuicios.

29. Nicola Roberts

Me pateo las cales y no me como un colín ¿Por qué será?Y ya que estamos ñoños, llevemos la ironía petarda al límite y llenémonos la melena de lacitos rosa para recibir a una prometedora mamarracha. La ultrapelirroja ex-Girls Aloud  nos obsequió con Cinderella’s Eyes, un disco cargadito de petardeo fresco y candoroso, como su imagen, a medio camino entre una jipilonga pardilla y una putita primeriza. Si te gustan las canciones chipmunk, “Beat of My Drum” es que no te la puedes perder , pero no faltan otros temazos en el disco como el propio “Cinderella’s Eyes”, “Gladiator”, o este delicioso ultimo single, “Lucky Day”.

28. Friendly Fires

Aquel precioso “Kiss of Life” que tan cachondas nos ponía invitándote a bailar despelotada sobre la arena, marcó la idea de este Pala, como una forma de escapar de la sombra de Cut Copy y el ochenterismo que les hizo petarla en el 2008. Sin embargo no han conseguido superar su debut, aunque “Hawaian Air” sí que nos devuelve -de inmediato- al despedole veraniego, los cócteles frutales, los pareos volados por el viento y los chiringuitos en la playa con música cooldelamuerte. Bonito.

27. The Knocks

Y del fin del mundo nos vamos al inicio de todo, Nueva York y Studio 54, adónde me trasladan los neoyorquinos The Knocks con su “Dancing With The Dj“, así como directamente, sin pasar por la casilla de salida ni cobrar, y es tan fuerte la sensación, que me tengo que poner monísima cada vez que escucho esta canción, no vaya a ser que un día la teletrasportación espacio-temporal se produzca de verdad y aparezca en la madre de todos los clubs, en alpargatas, chandal de táctel y sin cambiarme de bragas. Porque esto es neodisco para putas finas, como una servidora.

26. Pnau

El cuarto disco de los australianos, Soft Universe, tiene un sonido muy sólido y mucha pegada. Electropop bonito para bailar enamorada, como le gusta a Frikósmica y luego no comerte un colín. Si no fueran anteriores siempre pensarías que son un grupo salido a tenor de CutCopy -pero la escena electropop australiana es mucho más que eso- y Pnau le intentan dar un tono más épico, un poquito a lo Michél Crêtu, a los que quizá les faltaría un mejor apoyo vocal.

25. Duran Duran

Otros viejunos que han vuelto, para demostrar a sus imitadores de ahora, que ellos ya lo hicieron todo eso antes. All You Need Is Now ha sido un comeback  a lo grande, actualizando su sonido -llevaban tiempo intentándolo- pero ahora autohomenajeándose más que nunca y sin complejos. “Too bad you are so beautiful” es un melonazo que, además, habla de mí, cómo no, y “Girl Panic” con ese vídeo de autoparodia -de Jonas Akerlund, por supuesto-, poniendo a las grandes ex-topmodels en el papel de ellos, es muy muy grande.

24. The Rapture

Y ahora venga moderneo, y de nuevo, con regustillo neodisquero. The Rapture volvieron este año, con In The Grace Of Your Love,  un disco muy así, de sabor neoyorquino clubbero despendolado, y con un melonazo en toda la cara titulado “How Deep Is Your Love”, que te hace perder las arrugas, la vergüenza y el virgo. Avisadas estais de lo que os pueda pasar, hijas mías.

23. Hercules & Love Affair

Me faltan dos, pero bueno.Difícil de verdad lo tenían los neoyorquinos para repetir su éxito de hace cuatro años sin el apoyo de la “Antonia” Dogherty y con la escisión de Jessica 6, pero lo han intentado y tan mal no les ha salido. Blue Songs es un disco con muchas canciones superaprovechables, como el electrotrallazo “The Visitor” o la decadentista “Painted Eyes” que tiene el mismo aire de dejadez, que aquel añorado “Blind”, con unos arreglos de cuerda que simplemente quitan el sentido.

22. The Subs

Y sus corbatas babero

El momento más chundachundero de la lista nos viene con estos belgas y su estupendo disco, Decontrol, donde fusionan electro-house chungo con el EBM patrio. “The Face of The Planet” es un trallazo que casi roza el pop, pero que no os despiste, el disco es de quemar zapatilla y sacudir botellín de agua con frenesí, con “Don’t Stop” y, sobre todo “Decontrol” que podría parecer el cruce imposible entre Daft Punk y Front 242.

21. The Human League

Pero qué guapo que está Philip OakeySí, ellos, maestros de todo, regresaron. Les costó diox y ayuda porque durante años no encontraban discográfica que les editara -increible con todo el retorno del electro ochentero, pero las modernas son así-, y encima, tenían material más que decente conformando Credo, su disco para una nueva década en el que ponen su sonido de siempre al servicio de lo de ahora. Y entre muchos buenos temas, está mi verdadero jitazo calientanoches, “Night People” ese cántico de batalla para ir petando las amortiguaciones del coche mientras llegas a tu downtown, o mientras te pones divina, o mientras botelloneas. Y es que “Night People”es demasiado, demasiado, demasiado hit.

20. Britney Spears

Soy fina, muy fina, muy finaCon tal avalancha de viejas y nuevas reinas y princesas del pop ascendiendo, bajando y tirándose del moño ya nadie apostaba nada por la Brinni, pero mira tu aquí por donde que Femme Fatale, a pesar del topicazo de título, es un album bastante chulo y efectivo si lo comparamos con el de la Riojanna -por ejemplo- aunque “Till the World Ends” intente emular el “Only Girl” de aquella (como si Ke$ha lo cantara) y en general todo el disco mantenga un tono muy David Guetta, pero en Britney. Así que tirando de sus productores de cabecera y dando lo mejor de lo que queda de si misma, ha conseguido mantenerse en un digno candelero aunque sea a base de euro-dance poligonero.

Continúa leyendo la segunda parte, del 19 al 1 –>

Anuncios